El equipo KK 254 ha destacado en los últimos doce años por sus altas prestaciones y su gran capacidad de emulsión.
Ahora hemos dado un paso adelante y hemos incorporado a la gama existente un modelo con unidad de vacío para obtener las siguientes ventajas:

– Aumento de la capacidad de emulsión
– No presencia de aire ocluido en el producto, mejor imagen del producto durante el loncheado
– Mayor vida útil
– No oxidación de las grasas
– Menor crecimiento microbiano

Aparte de todas estas ventajas, hay ciertos productos sensibles donde es preferible trabajar con vacío.

Pasase por nuestro stand y conozca estas ventajas personalmente.